FANDOM


¡Artículo incompleto!
Box1
Nuestros elfos esclavos aún no han podido terminar este artículo, por lo que la información puede ser incorrecta, imprecisa o estar mal desarrollada. Si encuentras este aviso, por favor notifica a algún colaborador para que envíe más esclavos a completar el artículo en cuestión.



Arcángel Uriel
Uriel
Arcángel de la Justicia, Señor de Tousev Vool.
Padre
Michael.
Hermanos
Ángeles.
Raza
Ángel
Clase
Señor

Es el cuarto arcángel en el orden de la creación, el Príncipe de los Cielos, Michael necesitaba un ejecutor y un guerrero fiero cuyo honor y lealtad le permitiera impartir una justicia perfecta cuando fuese necesario. Michael eligió cuidadosamente las almas de este arcángel para crear una máquina de batalla, un ángel cuyo nombre hiciera temblar a los mismísimos dioses. Lo logró, Uriel, el arcángel de la Justicia, señor de Tousev Vool; es el más formidable luchador que la historia ha conocido.


Inicios

Comprendiendo que toda raza necesita de un juez, así como un Príncipe un consejero objetivo, el Príncipe de los Cielos, Michael, decidió dar vida a un cuarto arcángel. Este sería el arcángel del Juicio y llevaría por nombre: Uriel, cuyo significado es "Fuego de Dios". Por esa razón, el Señor de la Corte Celestial, acudió nuevamente a su conocimiento de la Magia Ritual de los Espíritus, para extraer del Pozo de las almas dela Antigua de la Muerte, Amynae las esencias de guerreros y jueces con el fin de dar vida a un ser de códigos intachables, leal y noble, pero implacable.

Así fue como fusionó aquellas almas y creó a Uriel, quien consciente de su objetivo de vida pronto encontró un recipiente élfico, de nombre XXXX, que le hiciera justicia a su esencia. Una vez que aquél arcángel caminaba entre los hombres, Michael le dio otro tipo de obligaciones, entre estas el Señorío de Tousev Vool, la casa celestial ubicada en Estonia, por lo que Uriel debía proteger, guiar y educar a los siervos y guerreros que vivieran bajo ese techo.

Asimismo, aquella edificación se encuentra geográficamente ubicada para que desde los aposentos del Señor se pueda observar la mismísima Niflheim. Es por ello que a Uriel le fue encargada la vigilancia de la cárcel élfica desde la lejanía, conociendo que era el núcleo de creación de demonios, la mítica raza que mantenía rencillas con los ángeles desde su creación.

Ejecución de Leraje

Como el arcángel de la Justicia, Uriel, fue el ángel destinado a ejecutar la condena de Leraje. Aquella disposición fue emitida por la Corte de las Cinco Razas una vez se encontró al demonio culpable del crimen de violación contra el ángel Calliel. Los máximos líderes le dieron a Uriel la libertad de hacer pagar a Leraje como mejor lo viese y el arcángel no dudó en hacer caer sobre el demonio todo el peso de la justicia celestial. Uriel tras realizar una extensa tortura a Leraje le cortó la cabeza con su espada y la alzó hacia el Cielo como ofrenda, aunque muchos lo tomaron como un reto, a los Antiguos. Tras aquello, el ángel decidió quedarse con una parte de Leraje por lo que seccionó la lengua viperina del demonio y la conservó con un fin determinado.

Así fue como el Arcángel de la Justicia, que normalmente se mantenía tras las paredes de Tousev Vool, su casa de residencia, acudió a la milenaria celebración de la La Noche Ardiente, festival organizado por los elfos en honor a Misirrin y Geroth. Aunque en principio el arcángel imponente se dedicó a reprocharle a Calliel su presencia en aquel evento social, pronto descubrió el verdadero objetivo de su presencia. En una ornamentada caja le mostró a Calliel la lengua de Leraje como ofrenda a la mujer que había sido ultrajada por el demonio. El arcángel había acudido para rendir tributo a los Antiguos, no obstante, cambió de opinión y consideró a Calliel como la verdadera persona que apreciaría algo de esa magnitud.

Sin embargo, aquel movimiento causó conmoción en los presentes y Damien Goodwill, Mephisto, Gremory e incluso Gerenna Finnar, se vieron envueltos en una rencilla de palabras en las que Uriel se dirigió a todos con soberbia e insolencia. La misma sólo se vio cortada por la amenaza de traer el ejército de Listy Pevnost para acabar con el incordio que destruía el ambiente del festival. Pero aquel movimiento no pudo llegar a ser concretado, pues los mismos Antiguos decidieron llamarle la atención a sus hijos.

Misirrin fue la primera en hacer acto de presencia, su figura envuelta en llamas y su peculiar voz invadieron el lugar para hacer referencia a su incapacidad de controlar todo lo que ocurría en el mundo al tiempo que recordaba que las leyes que habían sido emitidas por ellos debían ser cumplidas para evitar este tipo de situaciones, señalando lo sucedido a Calliel. En el momento en el que recordaba los límites de las Cinco Razas, Geroth, apareció a su lado para apoyarla. Los ojos llamentes de Misirrin se enfocaron primero en Mephisto advirtiéndole con severidad: "Nada de híbridos". Tras aquello, la Antigua desvió su mirada al arcángel de la Justicia, Uriel, y continuó: "Nada de sangre". Después de aquella advertencia que se extendió a la posible extinción de todo ser viviente del mundo para que los Antiguos "empezaran de nuevo", el arcángel Uriel y todos los presentes se retiraron del lugar.

Una traición descubierta

XXXXX, su recipiente

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.