FANDOM


Tauren
Tauren
Afiliación
Horda, Independiente.
Capital
Cima del Trueno.
Lideres
Cairne Pezuñasangrienta.
Planeta
Azeroth
Idiomas
Taura-he, Orco
Los taurens, conocidos como Shu'halo o "Hijos del Aliento" en su propio idioma, son una especie de criaturas humanoides que poseen pelaje de diferentes colores y un físico similar al de la familia de los bovinos. Los miembros de esta raza a pesar de ser grandes en estatura y una imponente masa muscular, combinan una religión, filosofía y cultura cuya suma resulta en un pacifismo espiritual extraordinario.


Historia

Los taurens son una raza ancestral que habita Azeroth desde hace siglos e incluso milenios, sin poseer ningún cambio físico realmente llamativo. Según ellos mismos, son la primera raza que habitó el planeta; aunque fuentes académicas parecen esforzarse en señalar lo contrario. Los chamanes y ancianos de la tribu han sido siempre los encargados en contar la historia de su pueblo y también en la de su especie, incluyendo también la memorización de arboles genealógicos completos que se remontan a cientos de generaciones en el pasado y que deben memorizar cuando adoptan el puesto de líder de tribu. No obstante y debido a las guerras que sufrieron, mucha de esta información resultó perdida para siempre. Solo tras el contacto con los orcos han desarrollado una lengua escrita, la cual tiene similitudes muy obvias con el idioma de los habitantes de Draenor.

Su historia principal comienza con un mito en el cual se describe que La Madre Tierra les creo en el mundo cuando todo este estaba lleno de dorados campos de cosecha. Más tarde unas sombras se dibujaron en aquel mundo de manera tal que comenzaron a corromper a esta raza 'pura' que hasta ese momento había vivido en paz y armonía. Gracias a esta presencia, la cual se presupone que son los dioses antiguos, los taurens adquirieron la capacidad de odiar - algo ajeno a ellos hasta ese momento.

Luego de esto hubo un tiempo oscuro para la raza, pero la Madre Tierra no los abandonó: ella hizo acto de presencia y les ayudó a volver a caminar por el sendero de la pureza y la bondad. Para lograr esto ella se quitó ambos ojos y los envió a patrullar el cielo, tanto nocturno como diurno, durante un tiempo infinito, y así prevenir que sus futuros hijos no se perdieran en la oscuridad de las sombras. Sus ojos fueron llamados An'she (o el Sol) y Mu'sha (la mayor de las dos lunas).

Más tarde se cuenta que los taurens fueron instruidos por una entidad que en el futuro sería conocida como Cenarius por los Kal'dorei; pero sólo varias décadas mas tarde. Los taurens sostienen que este semidios los eligió a ellos para transmitir al druidismo y practicarlo mucho antes que a ellos; y el único motivo por el cual se marchó es porque su trabajo ya había terminado. A pesar de tratarse de una leyenda, probablemente esta información sea cierta, debido a que esta especie es la única con la capacidad de volver al estado material después de la muerte si en vida fueron grandes místicos y devotos a los espíritus.

Durante la Guerra de los Ancestros, los Kal'dorei al principio se reusaban a contar con ellos en el combate debido a que los consideraban bestias estúpidas que acabarían provocando un daño mayor en las filas elficas que sobre los demonios. Sin embargo, tras la muerte del comandante kal'dorei Desdel Stareye, su sucesor Jarod Shadowsong no dudó en incluirlos. Liderados por el temible guerrero tauren Huld Montañalta, esta especie aportó una importante diferencia en la guerra. Desde entonces, ambas razas mantienen una amistad lejana.

Siglos mas tarde y después del primer cataclismo, se presentaron ante ellos los centauros. Creyéndolos relacionados con Cenarius debido al parecido físico, fueron engañados y atacados por ellos en reiteradas ocasiones, perdiendo inmensas cantidades de terreno, siendo replegados hacia el sur del continente de Kalimdor y separados lo suficiente de los Kal'dorei como para perder la posibilidad de un contacto mas frecuente con ellos.

Tras muchos años de vivir en las tierras que ahora se conocen como Los Baldios, unos visitantes de otra tierra con una forma totalmente diferente de hacer las cosas se acercaron. Los orcos y los trolls habían llegado a Kalimdor. Tras un tiempo de contemplación, los orcos encontraron a los tauren siendo masacrados por los centauros, decidiendo ponerse de lado de las peludas criaturas por considerar a los centauros muy parecidos a los humanos y, según las palabras del propio Thrall, apenas mas feos que estos.

Con la formación de lo que pasaría a llamarse La Vieja Horda, orcos, trolls y taurens expulsaron a los centauros de aquellas tierras que ancestralmente habían pertenecido a estos últimos y ahora volverían a pertenecer: Mulgore.

Luego de eso, los taurens se dedicaron a ayudar a la horda tanto como pudieron, enseñando a los orcos a redescubrir el chamanismo y comenzando el desarrollo de técnicas de guerra conjuntas en la formación marcial de la Horda.


Actualidad

Debido a la influencia de los orcos, el clan Pezuñasangrienta se convirtió en algo muy distinto de lo que habían sido décadas atrás. Habiendo sido abolida la diferencia entre los géneros por Thrall, el orden jerárquico tradicional que colocaba a las mujeres como miembros privilegiados de la sociedad se dejó de lado; la forma escrita de comunicarse se hizo presente, provocando que sea cada vez menos usual reunirse alrededor de las fogatas a contar las mismas historias hasta que estas sean recordadas de memoria; la inclusión de la pólvora y las armas de fuego hicieron que la cacería sea una práctica mucho mas distinta en varios aspectos; y finalmente, una pequeña porción de místicos fueron persuadidos para adorar al sol An'she siguiendo una doctrina sospechosamente similar a la de la Luz Sagrada de los humanos, motivo por el cual se considera a esta religión como el resultado de una meticulosa invasión cultural.

Así el clan que alguna vez había unido a toda la especie contra centauros y mas tarde demonios, ahora son considerados como extraños en su propia tierra. A pesar de ser los mas poderosos y que la mayoría de los clanes menores reconocen su poder, los taurens de pueblo observan con bastante recelo a aquellos que fundaron la nueva capital de Cima del Trueno y dejaron atrás tantas costumbres. El propio clan Grimtotem liderado por Magatha, a pesar de no tener ni un octavo de los miembros de los Pezuñasangrienta, son el segundo clan mas numeroso y aquellos que casi abiertamente conspiran para desplazarlos del poder. Demasiado ocupados como para involucrarse en las paranoias mundiales y las guerras tecnologicas, se limitaron a aportar unicamente con un miembro de su tribu para el experimento de [Durmientes].

Relaciones con el mundo

Orcos: Los orcos son una raza que apareció en Kalimdor no hace demasiado tiempo. Principalmente generando algo de incertidumbre en el comienzo, debido a los tratos que han tenido con los taurens se consideran cual hermanos. Los taurens les ayudamos a corregir su pasado demoníaco y les enseñamos a transitar la Senda de los espíritus.

Troll de la Jungla: Pese a las costumbres que poseen los trolls de la jungla, los Lanzanegra nos demostraron que no solo pueden cambiar sino que pueden demostrar ser completamente diferentes a sus primos. Desde entonces se deposita cierto grado de confianza en los trolls que pertenecen a la Horda... e inclusive, se los trata como hermanos. Si bien poseen un tipo de religión diferente, y mas sádica, se la respeta y se les ayuda a transitar la Senda que elijan.

Taurens: Los Hijos del Aliento; aquellos quienes fueron creados directamente por Madre y a quien nos otorgo la tarea de velar por su seguridad. Los taurens somos complicados, y cada tribu es un mundo, pero todos amamos mucho la naturaleza y respetamos con enormidad cada representación de esta. Poseemos una religión basada en el culto a la Madre Tierra, sus dos ojos, y los espíritus de todo lo vivo.

Renegados: Aquellos que sufrieron y fueron abandonados por su propia raza; los renegados son víctimas de aquella fuerza que fue la Plaga, en su mayoría buscan alguna manera de sentirse vivos o de curar la plaga... pero lo cierto es que se les presta un respeto común, y se entiende que su estado es lo que podría considerarse una enfermedad a ser curada.

Sin'doreis: Aquellos que se consideran Hijos de la Sangre. Aliados quienes se han unido a la Horda por la intervención de la reina de los Renegados; se les trata de enseñar el respeto y la hermandad de la Horda... aunque no nos escuchan demasiado y cada día es más complicado que el anterior, les seguimos enseñando y guiamos por la senda correcta.

Caídos: No hay peor ciego que quien no quiere ver. Los caídos son una raza que se encuentra aliada a los renegados, pero desde lo sucedido con la plaga, no han abierto sus ojos a la enfermedad que realmente tienen...encontrándose y centrándose en el trato únicamente dentro de sus propias razas.

Naga: Criaturas viles con las cuales hay que tener cuidado sin dudas; suelen ser traicioneras y tienden a causar problemas que desconocemos... algunos fuerzan a los espíritus e inclusive los torturan. No nos caen bien, pero siendo amigos de nuestros hermanos solemos tratarles con respeto e intentamos forjar un vínculo en el cual acepten nuestra guía, lo cual no tiene mucho éxito.

Goblins: Criaturas que se guían y rigen por la moneda... no son dignas de ser consideradas honradas ni tampoco son consideradas enemigos honorables. Sin embargo es sabido que nuestro líder, Cairne, ha tenido tratos con algunos de ellos y que no todos cumplen con este estigma que se les ha presentado, por lo cual se tratan con cuidado pero se les respeta mucho.

Trolls del Bosque: Son criaturas bastante extrañas, no se sabe demasiado de ellas y no hemos tenido mucho trato. Como aliados de los orcos, y enemigos de los sin´dorei se les puede considerar sumamente poderosos, y portadores de poderes oscuros. Se les trata de guiar, cuando ellos aceptan esta guía.

Ogros: Esclavos de varias razas, sin más que clanes separados a lo largo de todo Azeroth, sufriendo por la mano y la guía de fuerzas y amos oscuros... pena es lo mínimo que se puede sentir por ellos, y guía es lo menos que se puede otorgar hacia estas criaturas que aún permanecen aliadas a la horda en algunos casos contados.


Humanos Imperiales: Una especie jóven e inusual. No aceptan nuestra guía y parece que nos temieran, más no podemos realizar un juicio exacto de esta raza puesto que cada individuo parece ser un mundo separado. Ignoran al espiritu de todas las pequeñas cosas que les rodean, considerando insignificante a todo aquello que no escuchan. Son ciegos y tercos, destructores natos, ignorantes y codiciosos. Enemigos de todos nuestros amigos.

Enanos: Son una raza muy antigua de nobles origenes, pero se han desbarrancado. Ahora su curiosidad se ha vuelto mas poderosa que su respeto y no se limitan a explorar y comprender, sino que destruyen con terribles explosiones a todo lo que se vuelve un obstaculo en su camino al conocimiento. Su desinterés por la vida, tanto de humanoides como de bestias y plantas, los han convertido en una representación de todo lo que no somos.

Gnomos: Una amenaza indudable para la Madre Tierra, estas criaturas son tan ciegas como un kodo viejo y tan poco empáticas como raptores hambrientos. No se debe de confiar en ellos, puesto que creemos saber de donde nacen sus caminos, pero no hacia donde se dirigen estos. La corrupción que les trajo practicar ciertas escuelas de magica, tanto arcanas como oscuras, no es siquiera comparable con sus conocimientos en la tecnología. Se han esforzado en acumular conocimientos en cantidad en lugar de separar a las mentiras de las verdades; hablan, pero no escuchan; saben, pero no entienden; dominan a los elementos, pero nunca han oído a su voz. Esta ignorancia los ha llevado a cometer los horribles actos por los que son conocidos: explosiones capaces de dejar cicatrices eternas en nuestro planeta y llevarse cientos de vidas en un mismo instante.

Kal'dorei: Una raza ancestral con la que compartimos mucho tiempo y hemos estado desde épocas ancestrales siendo considerados bestiales, salvajes, y poco inteligentes por ellos... aunque ignoran que sus “ancestros” fueron conocidos por nosotros antes,  a los cuales supimos reflejar en nuestros totems. Así como también ignoran que Cenarion fue conocido por nuestra raza en primer lugar. Niegan que fue él quien nos enseñó nuestras costumbres, niegan su oscuro pasado y niegan también no sólo la posibilidad, sino también el derecho a equivocarse que tienen aquellos a los que llaman “deidades”. Seguimos la misma fé, pero a pesar de los siglos de amistad, se niegan a tomarnos realmente en serio.

Draeneis: Una raza con la cual hemos tenido poco trato, más hemos escuchado mucho. Son sumamente pacíficos y se dedican únicamente a pelear en contra de la Legión Ardiente; grandes enemigos de Madre. Se pueden considerar amigables mas no se podría afirmar debido a su pertenencia a la Alianza humana, su ambición por conseguir poderío arcano y el hecho de que consideran a nuestras ancestrales costumbres como otra forma de diabolismo. No sabemos que serán esos espíritus a los que llaman Naaru ni desconfiamos de ellos, pero a pesar de tener un fin mayor en común debemos transitar sendas distintas.

Humanos Occidentales: Estos humanos han demostrado ser diferentes a los demás, ya sea por su gran apetito bélico, o por su propia energía interior e intentos de demostrar que buscan tan solo la paz y la diplomacia. Son algo más agradables, y tienden a tener algunos tratos con nuestra raza, pero no se confía en ellos con plenitud por los ataques a Durotar y el odio demostrado hacia los orcos. Tenemos una buena opinión sobre las mujeres gilneanas, pero los rumores sobre la libre práctica de la demonología no nos entusiasma.

Broken: Obligados a caminar por una senda diferente a la de los demás draeneis, quienes han sufrido la corrupción por parte del Fel contra su voluntad, pudieron comprender más a los orcos gracias a su maldición. Todo esto derivó en que los broken pudieran escuchar a los espíritus y así dialogar con ellos. Son confiables, mucho mas que aquellos draeneis que castigan nuestras costumbres ancestrales.

Quel'doreis: Son como los sin´dorei, pese a darse cuenta que no se encuentra la respuesta en las energías corruptas de los demonios, no han corregido sus otros errores. Guiados aún por la energía arcana y la avaricia, así como el ego, no hacen más que hundirse en sus propias acciones ¡Serán hundidos por el peso de sus malas obras y recordados por sus acciones buenas!

Legión Ardiente y brujería: Quienes han intentado destruir y corromper a Madre durante muchísimos años, nunca nos han dado descanso y siempre han buscado como aliados a las personas que no se encontraban en conocimiento sobre el inevitable destino que sufrirían una vez cumplida la función que les asignaban. Se mueven a base de engaños y encuentran la motivación en la destrucción. Quienes practican la magia que estos demonios enseñan no están más que condenados a destruir a todas las personas que aman y a sí mismos.

El Azote: Una legión de innumerables almas en pena, tristes condenados obligados a marchar cuando deberían descansar eternamente ¿Cómo enfrentarnos a un ejercito que ya ha muerto? Sólo algunos de nosotros han vencido a la muerte misma. Ninguna otra especie tiene oportunidad contra ellos.

Religión y Culturas

Los taurens poseen una religión animista, lo cual significa que creen que todo tiene un espíritu propio. Este animismo se desarrolla desde la base de la creencia de que la Madre Tierra es el espíritu vivo de la misma naturaleza. De igual manera, los taurens poseen una cultura chamánica que los centra a la creencia en los espíritus elementales (fuego, agua, tierra, viento y naturaleza o vida).

Ademas de esto, los taurens poseen ciertos simbolismos los cuales son representados en sus historias y que pueden verse en otras razas también, siendo por ejemplo, Apa'ro el espíritu que los Kal'dorei conocen como Malorne, la luna, o el sol. Otra creencia que coincide con aquella que se da en otras razas es la que indica que Cenarius es hijo de Apa'ro y Mu'sha (Malorne y la Luna).

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.