FANDOM


Elemental

Todos los elementos son parte de la naturaleza, y como tales, pueden ser empleados para crear... o para destruir.

La magia es la capacidad de alterar el entorno que te rodea para ayudarte, ya sea a modo de arma, protección, refugio o lo que fuere. Antes que nada, cabe aclarar que no todas las razas pueden hacer magia de todo tipo: los ángeles sólo dominan las magias de energías, agua, viento y hielo; mientras que los demonios las de fuego, tierra, metales y sombras. Los elfos pueden realizar todo tipo de magias, y en particular son los únicos que pueden realizar magia de la vida. Fuera de estas razas, algunos humanos pueden tener capacidades mágicas, pero suelen ser o muy débiles o muy descontroladas. Además, los híbridos pueden tener capacidades mágicas en la misma forma que los humanos si alguno de sus padres pertenecía a una raza mágica.



Niveles de magia

La forma en la que se realizan los hechizos depende del nivel del mago. Los aprendices necesitan verbalizar sus intenciones: tienen que decir (en ocasiones, gritar) palabras que indiquen qué es lo que quieren hacer con su poder. Lo que digan no necesariamente tiene que tener sentido para los demás: si yo creo que diciendo “¡Arteah!” se disparará una bola de fuego y estoy completamente seguro de ello, eso es lo que sucederá. Lo importante es que deben verbalizar, no importa cómo. El éxito del hechizo dependerá principalmente de la convicción del aprendiz al pronunciar las palabras. Los hechizos verbales se limitan a las cosas simples relacionadas con la magia puntual que se está practicando, por ejemplo lanzar una bola de fuego, modificar un elemento de metal cercano para que sea un arma, congelar elementos no demasiado grandes o curar heridas menores. Este nivel depende de los elementos que te rodeen: si no tienes tierra donde quieres, no puedes crear arenas movedizas; si no tienes fuego a mano, no puedes crearlo de la nada.

A medida que los aprendices se van convirtiendo en magos propiamente dichos, dejan de depender de las palabras cada vez más. De todos modos, las pueden emplear como apoyo para reforzar sus hechizos si la tarea que intentan es demasiado ardua o exige demasiado poder. En esta instancia, los magos se valen de movimientos de sus manos para realizar sus hechizos. Esta magia suele ser más fuerte, pero requiere mucha más concentración que la anterior para alcanzar un objetivo. Los hechizos manuales se extienden a campos que los verbales no llegan, por ejemplo la creación de paredes de fuego, el uso de rayos de energías, la creación de protecciones metálicas de buen tamaño y la capacidad de curar heridas importantes. Al igual que el anterior, este nivel depende de los elementos que te rodean, pero serás capaz de obtener elementos que estén relativamente distanciados de tu posición en ese momento para emplearlos.

Finalmente, hay un tercer nivel de la magia en el que se puede manipular a los elementos con el pensamiento. Este tercer nivel es alcanzado sólo por un puñado de gente: grandes maestros de la magia y algunos seres que han caminado este mundo el suficiente tiempo como para haber aprendido a emplear este nivel de magia. Requiere una concentración extrema, al punto que la más mínima distracción puede causar desastres. La magia mental permite invocar grandes tormentas, crear terremotos, generar poderosos escudos de energía y crear sombras. Este nivel no depende de los elementos que el mago tiene a su alrededor: permite crear cosas de la nada.

Estos tres niveles son combinables -puedes ser capaz de realizar magia manual de vida, pero sólo llegar a la verbal en fuego, o cosas así.

Elementos

Agua

El 70 por ciento de nuestros cuerpos está hecho de agua. Casi todo tiene agua en este mundo: Las nubes, el aire en mayor o menor medida, la tierra, las plantas. Si te avocas por esta rama, serás capaz de controlar esos líquidos y hacer con ellos lo que se te plazca.

  • Capacidades de primer nivel: Extracción de agua de pequeños seres y cosas que te rodeen (puedes extraer agua de seres del tamaño de una persona, pero no les causarás daño y no sacarás mucho). Capacidad de atacar con bolas de agua que, si bien no causan demasiado daño, pegan con fuerza y distraen al enemigo, permitiendo que te acerques o huyas. Puedes aprovecharte de ríos y riachuelos a tu favor. Puedes crear olas de tamaño mayor al normal, y hacer que el agua tome una determinada forma, creando escudos débiles pero útiles a la hora de huir. Puedes forzar a gente a que se quede bajo el agua.
  • Capacidades de segundo nivel: Extracción de agua de nubes, del suelo y de seres de tamaño mediano (incluyendo humanos, ahora sí los puedes herir así). Puedes crear olas importantes en ultramar, llegando a voltear embarcaciones. Puedes traer cantidades importantes de agua a tierra para realizar los ataques que se te antojen.
  • Capacidades de tercer nivel: Extracción de agua de seres de porte importante -más grandes que humanos. Puedes frenar elementales de agua, e incluso puedes extraer cantidades importantes de agua de ellos. Puedes generar lluvias copiosas, manipular los mares a tu gusto y crear agua en cualquier lugar. Puedes fácilmente ahogar a tus enemigos llenándolos de agua.

Hielo

El hielo es un derivado del agua, por lo que donde haya agua, podrás emplear magia. Dado que el agua es un elemento más empleable para la defensa y la evasión, el hielo es su contraparte más agresiva.

  • Capacidades de primer nivel: Extracción de agua de pequeños seres y cosas que te rodeen (puedes extraer agua de seres del tamaño de una persona, pero no les causarás daño y no sacarás mucho). Ataque con picos de hielo que causan un buen daño. Puedes aprovecharte de ríos y riachuelos a tu favor. Congelar seres y cosas de tamaño pequeño o mediano, y causar congelamiento a partes de personas o monstruos mayores. Puedes crear finas capas de hielo sobre superficies medianas.
  • Capacidades de segundo nivel: Extracción de agua de nubes, del suelo y de seres de tamaño mediano (incluyendo humanos, ahora sí los puedes herir así). Puedes congelar superficies importantes, crear protecciones y ataques con hielo. Puedes traer cantidades importantes de agua a tierra para realizar los ataques que se te antojen. Puedes congelar personas y cosas de tamaño mediano.
  • Capacidades de tercer nivel: Extracción de agua de seres de porte importante -más grandes que humanos-. Puedes congelar parcialmente elementales de agua causándoles importantes dificultades, e incluso puedes extraer cantidades importantes de agua de ellos. Puedes generar grandes tormentas de hielo a gusto, crear hielo y desarrollar cosas elaboradas con él. Puedes generar frío.

Fuego

Este elemento es uno de luz por definición, pero una luz destructiva. Tiene grandes ventajas para el mago que quiera concentrarse en el ataque, ya que permite causar mucho daño. Sin embargo, suele presentar una defensa escasa.

  • Capacidades de primer nivel: Uso de fuego cercano para el desarrollo de bolas de fuego, cercos pequeños a medianos de fuego y creación de pequeñas criaturas de fuego (generalmente no más de dos a la vez, porque hay que mantenerlas). Puedes hacer que un fuego existente tenga más fuerza y sea más caliente. Tienes la capacidad de calentar cosas con tan solo tener una llama pequeña cerca.
  • Capacidades de segundo nivel: Uso de fuego que esté a distancias medias para la creación de seres del tamaño de una persona constituidos por fuego para que luchen por ti. Uso de llamas extremadamente calientes (blancas), capacidad de crear muros de fuego.
  • Capacidades de tercer nivel: Creación de fuego de forma espontánea. Capacidad de detener elementales de fuego, así como también de generar calor y causar incendios entre tus enemigos. Puedes imbuir elementos con fuego para que no puedan ser apagados.

Sombras

Las sombras son un derivado de la luz del fuego, por lo que donde haya luz, podrás emplear las sombras que ésta crea. Este elemento presenta capacidades que ningún otro puede imitar, ya que es el elemento de la evasión por excelencia.

  • Capacidades de primer nivel: Puedes emplear las sombras para crear formas que absorban golpes y cosas de mediano tamaño que sean arrojadas a la sombra: Si alguien te tira una bola de fuego y creas una sombra entre ti y la bola, ésta será absorbida por la sombra. Cuando la sombra no puede absorber algo se rasga y el elemento en cuestión la traspasa, pero con menos fuerza que la que pretendía tener.
  • Capacidades de segundo nivel: Puedes emplear las sombras para moverte de un lugar a otro -entras en una, sales en la otra. Puedes darle forma y cuerpo a las sombras (empleable para ataques). Puedes hacer lo mismo con oponentes que te ataquen. Sin embargo, estas sombras no pueden estar demasiado distanciadas (puedes evitar un golpe o pasar de una habitación a otra, pero no moverte de una casa a otra). Puedes absorber con sombras ataques más pesados que los que absorbían antes.
  • Capacidades de tercer nivel: Puedes frenar elementales de fuego. Puedes crear seres de corta vida pero muy letales de puras sombras. Puedes moverte a distancias más importantes, llegando a ser kilómetros. Puedes usar las sombras para ver u oír en la distancia.

Tierra

La tierra sobre la que vivimos, la que nos da alimento y cobijo, es un elemento que constantemente está cerca nuestro. Su manejo correctamente desarrollado confiere la capacidad de emplearla tanto para atacar como para defenderse.

  • Capacidades de primer nivel: Puedes emplear la tierra para crear obstáculos o defensas menores a corta y mediana distancia. Puedes usarla para lanzar golpes, y crear arenas movedizas de pequeño tamaño. No puedes manipular la roca.
  • Capacidades de segundo nivel: Puedes emplear la tierra para crear obstáculos o defensas a una distancia considerable. También puedes manipular rocas, crear arenas movedizas de tamaño considerable, y crear jaulas o elementos que necesites con roca o tierra -cuanto más complejo sea el elemento, más concentración te tomará.
  • Capacidades de tercer nivel: Puedes crear tierra y rocas y controlarlas a la perfección. Puedes frenar elementales de tierra, crear elementos de rocas y minerales con facilidad, emplear grandes rocas como proyectiles y crear defensas muy difíciles de superar.

Metal

Elemento derivado de la tierra, el más fuerte, el más versátil. Se presta a múltiples usos, es particularmente útil al atacar y suele ser un elemento dominado al menos en un nivel básico por los grandes guerreros por las facilidades que les trae en el campo de batalla.

  • Capacidades de primer nivel: Puedes manipular metales que se encuentren a una distancia corta o media de ti. Puedes emplearlo para generar astillas afiladas que se arrojen contra tu enemigo, o para interponer protecciones débiles pero útiles a la hora de ganar tiempo.
  • Capacidades de segundo nivel: Puedes manipular metales que se encuentren a distancia considerable de ti. Eres capaz de crear elementos que necesites a partir de metal: defensas, jaulas, armas. Dependiendo de su complejidad aumentará la concentración que requerirá el proceso.
  • Capacidades de tercer nivel: Puedes crear metal a gusto y controlarlo a la perfección. Puedes frenar elementales de tierra, crear elementos de metal, emplear pedazos de metal como armas o montar defensas impenetrables.

Aire

Este elemento nos rodea constantemente, por lo que de por sí presenta una ventaja a quienes lo usan sin llegar a desarrollarlo al máximo. Sin embargo, no es tan fuerte como otros elementos, y sirve mayormente para transporte o ataques.

  • Capacidades de primer nivel: Puedes manipular el aire a tu alrededor. Puedes generar ráfagas de viento, emplear golpes de aire como ataques y levitar ligeramente a una distancia poco importante del suelo. Puedes desviar ataques con el aire.
  • Capacidades de segundo nivel: Puedes manipular el aire a una distancia importante de ti. Eres capaz de crear fuertes vendavales que derriban a tus rivales. Puedes volar, no sin algunas dificultades y manteniendo el suelo no muy lejos, pero puedes hacerlo.
  • Capacidades de tercer nivel: Puedes generar aire donde no lo hay. Eres capaz de frenar ataques de elementales del aire. Puedes darle corporeidad al aire, empleándolo como una defensa contundente o lo que necesites. Puedes crear fuertes tormentas de viento, y volar sin atadura alguna.

Energía

El uso de este elemento consiste en la manipulación (contención y liberación) de energías, ya sean eléctrica, calorica, etc. Estas energías suelen abundar en nuestro ambiente; sin embargo, es en medidas tan pequeñas que se dificulta su uso en los primeros niveles.

  • Capacidades de primer nivel: Puedes manipular las energías que se encuentren a una distancia corta o media de ti. Puedes emplearlas para generar bolas de energía, o concentrarlas en medidas pequeñas para lo que necesites.
  • Capacidades de segundo nivel: Puedes manipular las energías a una distancia considerable de ti. Eres capaz de crear campos de energía para protegerte, además de generar descargas a una buena distancia. Puedes concentrar cantidades importantes de energía para lo que necesites.
  • Capacidades de tercer nivel: Generar todo tipo de energías. Eres capaz de detener elementales del aire. Puedes crear pequeños seres de energía que te asistan en tus ataques. Eres capaz de emplear poderosas descargas para fulminar a tus enemigos.

Vida

Esta magia permite manipular la energía vital de seres, permitiendo hacer más ágiles los procesos biológicos, acelerando así los procesos de curación de heridas.

  • Capacidades de primer nivel: Puedes robar vida de un ser de tamaño pequeño o mediano para pasarla a otro ser. Eres capaz de curar pequeñas heridas, quemaduras, solucionar dolores de cabeza, desmayos, descomposturas y mareos, lo básico.
  • Capacidades de segundo nivel: Eres capaz de robar vida de un ser del tamaño de un humano, incluso algo más grande. Puedes curar heridas de importancia, cortes profundos y demás sin dejar cicatriz. También puedes curar quebraduras, golpes importantes y demás. Puedes hacer que alguien se recupere más rápido de cualquier herida durante un cierto tiempo.
  • Capacidades de tercer nivel: No tienes la necesidad de tomar la energía vital de otros seres para restituir heridas. Eres capaz de restaurar heridas mayores: heridas graves a los órganos, quebraduras expuestas, cualquier tipo de herida en la que un músculo haya acabado completamente destruido. Incluso eres capaz de solucionar desmembramientos si llegas a tiempo y tienes las partes necesarias. Puedes frenar elementales de cualquier tipo, absorbiendo su vida.


Trivia

  • Cada uno de los elementos dominables con la magia está intimamente relacionado con un dios: las sombras con Misirrin, el fuego con Geroth, la tierra con Fenrir, los metales con Quirrigen, el agua con Talethray, el hielo con Sino, el aire con Daleesh y la energía con Amynae. Esto influye mucho en las celebraciones a los Ocho.
  • La vida, el único elemento que no está relacionado con un dios puntual, es usualmente asociado al poder conjunto de los dioses.
  • Todas las magias son formas de vínculos intrínsecos con los dioses y la creación, por lo que muchos consideran su uso la forma máxima de acercarse a los dioses.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.