FANDOM


Una Deidad es una criatura de inmenso poder. Mientras que los ascendidos y los semidioses crecieron en poder a lo largo de enormes cantidades de tiempo, mediante algún tipo de evolución o de obtención de gigantescos poderes, las Deidades siempre son y siempre fueron.

No hay pruebas de que una Deidad pueda ser destruida, los casos documentados solo demuestran que son temporalmente debilitadas, que desaparecen para eventualmente volver como si nunca hubiese sucedido nada.

Uno de los ejemplos más recientes es el de la deidad Hakkar, reconocido y clasificado como un Dios Antiguo por la Universidad de Dalaran. Se sabe que ha perecido en nuestro plano, pero no se encuentra más que debilitado, y la amenaza de su regreso está siempre presente.

Poca información hay sobre las Deidades, la existencia de la mayoría es un gran secreto para cualquiera de las razas mortales del mundo, sin embargo poco a poco van surgiendo más y más documentos y casos en los que hay conexiones con los Dioses Antiguos, o referencias a los Titanes.

Algunas deidades conocidas son:

  • Los Dioses Antiguos, criaturas de incomprensible maldad cuyo fin es la asimilación y corrupción de toda la vida en azeroth.
  • Los titanes, aspectos divino que dieron forma a los mundos y crearon a los dragones como guardianes.
  • Los señores elementales, encarnación de los elementos.
  • Sargeras, titan corrupto, señor de la legion ardiente, junto con los dioses demonio
  • Los semidioses conocidos como ancestros junto con sus herederos
  • Los Dioses Solares y Dioses Oscuros, tomados muchas veces como Loas o dioses particulares de diferentes pueblos, culturas y cultos.