FANDOM


Behemoth

Es de las pocas criaturas que no se ha dejado ver por humanos

Esta bestia era un ser más, parte de la creación de Los Ocho Antiguos, pero Amynae lo transformó en un monstruo inigualable para proteger las Tierras de los Espíritus.
Su larga cola podría acabar los muros del castillo más fuerte, posee grandes cuernos que hacen un juego mortal con sus afilados dientes y unas garras que podrían desgarrar un alma con un simple roce. Es terrestre y a pesar de que es un excelente nadador pocas veces se le suele ver en las cercanías del mar.

Grandes púas de hueso cubren casi todo su cuerpo, y cuando duerme puede ser confundido con una pequeña sierra.